Cerrajeros 24 horas
Cuando se daña alguna de nuestras puertas o cerraduras siempre tendemos a preocuparnos o molestarnos, buscamos alternativas para no tener que realizar ningún tipo de gasto excesivo, pero lo que no pensamos es que con un poco de cuidado y pos supuestos con un procedimiento adecuado podemos ahorrarnos dolores de cabeza ocasionados por el mal funcionamiento de estos elementos tan importantes de nuestra casa.
Por supuesto que en algún momento será necesario llevar a cabo el proceso de cambio de puertas, cerraduras, bisagras, sin embargo, podemos extender la vida útil de estas sé que no tienes mayor conocimiento de cómo hacerlo correctamente, por eso me permito orientarte explicándote qué medidas tomarás de ahora en adelante.
Bombín y cilindros
Estas son piezas clave para el funcionamiento de las cerraduras, gracias a estas puedes abrir o cerrar las puertas sin ningún inconveniente, pero se deterioran con facilidad debido al uso continuo e incluso los fuertes golpes que se le suelen dar a las puertas, por eso es importante llevar a cabo el siguiente procedimiento para mantenerles en buen estado.
Lubricación adecuada, hay quienes suelen usar aceites minerales para lubricar las cerraduras, pero esto no es recomendable tampoco la grasa en crema, ya que, dejan residuos en el cilindro que a la larga sólo traen dificultades para el funcionamiento, te preguntaras entonces qué usar para lubricar las cerraduras, lo ideal es el grafito en polvo, en primer es de fácil aplicación debido a la punta con la que cuenta que encaja perfectamente en el cilindro, además de que no genera partículas. En definitiva, si de lubricar se trata utiliza el grafito en polvo.
Limpieza profunda, algo que no solemos hacer y que realmente pocos saben que puede hacerse es limpiar las cerraduras detalladamente, en el área de los cilindros suelen acumularse diversidad de partículas, pero con el uso de una pieza de alambre por ejemplo puedes introducirla en el orificio del cilindro y mover a los lados, de esta forma se soltará cualquier partícula que contenga.
Bisagras.
Elementales para sujetar nuestras puertas y permite que estas giren durante el cierre apertura, pero también suelen generarse inconvenientes producto precisamente del mal cuidado que le demos a estas.
Ajustar los tornillos continuamente, debido a que las puertas son usadas a diario y repetidas veces los tornillos que ajustan las bisagras deben soltarse, de allí se generan inconvenientes como el atasco de estas o chirridos incómodos a la hora de desplazarse, para solucionarlos solo basta el destornillador adecuado para volver a colocar en su debido lugar las bisagras, ajústalas periódicamente y cámbialas de ser necesario.
Engrase, las bisagras también necesitan una adecuada lubricación, en estos casos es más sencillo solo bastará con que apliques una base de vaselina en estas, será suficiente para evitar que hagan ruidos molestos.
Cerraduras en general.
En definitiva la mejor alternativa para mantener las cerraduras en perfecto funcionamiento es llevando a cabo el mejor de los cuidados, por ejemplo dejar de cometer errores como los siguientes.
Introducir en el cerrojo llaves que no sean las correspondientes u objetos como destornilladores, esto solo dañará el mismo.
Dar portazos continuamente al cerrar la puerta, esto no solo ayuda a aflojar las bisagras sino que además contribuye a que con el tiempo se vayan soltando piezas de las cerraduras, lo que se traducirá en graves problemas en su funcionamiento.
Limpiarlas con abundante agua, en ocasiones creemos que la mejor forma de limpiar las cerraduras en su interior es mojándolas, esto es erróneo por el contrario solo provocará la oxidación de sus piezas y por supuesto el mal funcionamiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies