Cerrajeros Urgentes
El agite de la vida diaria paulatinamente trae aparejado el surgimiento de diversos mecanismos o dispositivos con los cuales sus fabricantes esperan satisfacernos y aportarnos mayores niveles de comodidad en tanto nos ahorran tiempo para realizar algunas tareas.
Dentro de estas modernidades están los portones eléctricos, cuya instalación nos permite introducir nuestros vehículos en los garajes sin necesidad de descender del carro, lo cual resulta en extremo beneficioso durante temporadas de lluvia o de elevadas temperaturas.
Pero debemos hacer notar que también son muy útiles para la seguridad de locales comerciales, sobre todo cuando sus fachadas se caracterizan por el uso de vidrieras expositoras de sus mercancías, pues previenen cualquier “accidente o hecho fortuito” que pueda afectar su integridad.
¿Qué deberías saber sobre ellos? Te presentamos a continuación algunas características al respecto, enfatizando los tipos de portones más utilizados y recomendaciones que serán de utilidad cuando vayas a decidas instalarlo.
Tipos de portones eléctricos o automatizados más utilizados
Existen dos tipos de portones eléctricos o automatizados que han recibido la mayor receptividad por parte de las personas que buscan estas alternativas de seguridad y comodidad, que son los corredizos y los abatibles.
Los portones corredizos cuentan con un mecanismo de engranajes y un motor que moviliza el portón de un lado para el otro, es decir, de derecha a izquierda y viceversa; siendo muy solicitados para uso exterior, como garajes o estacionamientos, dado que posibilitan el desplazamiento de portones enrejados.
Por otro lado, los portones abatibles comprenden un sistema de elevación de toda la estructura a través de mecanismos diversos, como por ejemplo, correas y poleas, que deben tener capacidad para movilidad el peso de este tipo de portones.
¿Por cuál te decidirías?, ¿cuál será más ventajoso para el lugar donde lo necesitas?
Recomendaciones para la instalación de portones eléctricos o automatizados
Lo primero que debes saber es que la instalación la puedes hacer tú mismo, si cuentas con algunos conocimientos básicos y las herramientas adecuadas. En segundo lugar, que hay tres aspectos elementales que deben considerarse cuando se va a iniciar el procedimiento de instalación.
Aspecto 1. La electricidad
Debes adquirir un cableado adecuado, en cantidad y capacidad, de manera que su calibre soporte los voltios o el amperaje que requerirá el mecanismo que hayas adquirido.
No temas preguntar sobre los materiales que necesitas a la persona que te atienda en el local donde hagas tu compra, su experiencia será tu mejor garantía, aparte de que también pueden brindarte asesoría respecto a la instalación si se te presenta alguna duda.
Aspecto 2. El mecanismo
La instalación de este tipo de portones incluye un mecanismo de seguridad que ha sido diseñado para soportar el peso del portón, así como el uso que éste tendrá una vez entre en funcionamiento.
Esto significa que no deben hacerse ajustes ni cambios que no hayan sido avalados por la empresa fabricante, pues alteraría las condiciones de la garantía y no podrían asegurarle la correcta funcionalidad del portón.
Aspecto 3. Los sensores de seguridad
Respecto a estos sensores, debes saber que se calibran para que el mecanismo o sistema eléctrico funcione como se espera, incluyendo la opción de invertir su movimiento cuando detecte un obstáculo que se interponga entre el portón y el propio sensor, como por ejemplo, volver a abrirse cuando perciba la entrada de un nuevo vehículo luego de haber iniciado el movimiento de cierre.
No olvides que estos mecanismos requieren un mantenimiento periódico, que también podrás hacer tú mismo, de acuerdo con la guía del fabricante o bajo la asesoría de expertos en el área.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies